a

Latest Posts:

Sorry, no posts matched your criteria.

Follow Us:

Back To Top

La transparencia en España: avances y retos pendientes

La transparencia en España: avances y retos pendientes

España dejó de ser un país sin regulación de transparencia en diciembre de 2013, sin embargo, eso no nos convirtió en un país transparente, ya que la transparencia es una carrera de fondo y en ese sentido, apenas hemos comenzado a hacer el camino.

La aprobación de la norma sirvió para introducir el tema de la transparencia en la agenda política y en el debate social, de manera que la información pública y su acceso dejó de ser un tema residual, que solo importaba a unos pocos, para empezar a ser algo que interesa a muchos.

¿En qué hemos avanzado?

La regulación normativa está muy desarrollada en todos los niveles de la administración, con mayor o menor acierto, lo cual ha permitido garantizar unos niveles mínimos de cumplimiento con respecto a la publicación de información pública.

Por otra parte, se cuenta con órganos de garantía que velan por el cumplimiento de la norma y que han creado cierta jurisprudencia sobre aspectos poco concretos de la ley, gracias a las resoluciones del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y sus órganos homólogo a nivel autonómico.

Además, se han llevado a cabo campañas informativas para que los ciudadanos conozcan su derecho de acceso a la información pública, y la transparencia se ha incluido en los planes de estudios de grado superior, permitiendo que los profesionales de la comunicación se puedan especializar en este tema.

En definitiva, se puede afirmar que en España nos hemos familiarizado con la transparencia y en cierta medida se reconoce y garantiza este nuevo derecho.

Retos pendientes a corto plazo

Sin embargo, en el horizonte se perfilan algunas metas importantes a alcanzar para seguir avanzado hacia la cultura de la transparencia:

  • Liderazgo público

La demanda social de transparencia se inició desde las asociaciones de la sociedad civil, sin embargo, el futuro debe estar liderado por las entidades públicas, sobre todo en los entornos locales. España es un país con más de 8.000 municipios, si los alcaldes y concejales no se preocupan por tomar las riendas de la transparencia en sus respectivas localidades, difícilmente esas comunidades se convertirán en sociedades abiertas y transparentes.

  • Riesgo e innovación

Existe todavía mucho miedo entre las administraciones públicas a la hora de tomar iniciativas con respecto a la transparencia; esta actitud conservadora y estática impide a las instituciones avanzar y, al final, acaban siendo organizaciones cuya transparencia es “nominal”, pero no son transparentes por hechos propios, ya que se limitan a cumplir con las normas y poco más.

La innovación más importante es conocer las necesidades de información de los ciudadanos y satisfacerlas, más allá del estricto cumplimiento de las normas y siendo punta de lanza en el cumplimiento de las expectativas.

  • Organización transversal

La transparencia es un principio revolucionario para cualquier organización, ya que requiere de una comunicación interna absoluta, es decir, de nada sirve tener una sección o área responsable de transparencia que no está comunicación permanente con el resto de áreas y departamentos de la organización. Atender las demandas de información pública implica que las administraciones estén bien organizadas para dar una respuesta rápida y adecuada al ciudadano.

  • El ciudadano, motor de avance

Una sociedad transparente concibe al ciudadano como el centro de atención y de las acciones de las nuevas políticas y, además, se configura como actor activo, exigente, crítico y participativo, que ejerce una gran responsabilidad de vigilar que los responsables públicos no bajen la guardia en la mejora de la calidad de las instituciones. En este sentido, el gran reto pendiente es enseñar a los ciudadanos a ejercer adecuadamente su derecho de acceso a la información pública, ya que muchos ciudadanos todavía no saben cómo navegar por los portales de transparencia, hacer solicitudes de acceso o qué tipo de información está disponible para ser consultada.

  • TICs para impulsar la transparencia

La transformación digital de las administraciones es una de las claves para avanzar en transparencia y acceso a la información pública, ya que las TICs permiten ahorrar costes, alcanzar a mayor público y agilizar los procesos gestión. Aunque este reto hay que afrontarlo con planificación y estrategia, puesto que una revolución tecnológica no solo se caracteriza por los equipos físicos, sino que implica un esfuerzo por parte de los recursos humanos. Para manejar una máquina de gran potencia hay que tener al volante un buen piloto que sepa conducirla.

 

Post a Comment